Indicadores de Bienestar Territorial

Ricardo Truffello, Pía Palacios, Luis Valenzuela, John Treimun; Pablo Olivares; Micaela Jara, Patricio Rodríguez, Manuel Matas, Karol Suchan,

Indicadores Funcionales para el cálculo de accesibilidad a servicios y equipamientos en el territorio basados en modelos gravitacionales.

Descripción

Los indicadores funcionales están basados en modelos gravitacionales de accesibilidad. La gran ventaja de estos indicadores es que poseen una resolución espacial a nivel de manzana lo que permite focalizar los resultados con gran detalle, permitiendo la posterior generalización (ponderada) a diferentes unidades espaciales vinculadas a través del código INE de manzana.  Si bien lograr medir los indicadores es un objetivo esencial, una tarea aún más desafiante y difícil es poder tener una adecuada representación y coherencia espacial de los mismos. La correlación de indicadores y unidades espaciales, permiten generar un análisis con la capacidad de incidir efectivamente en la evaluación y propuesta de políticas públicas, es decir, un diseño de política pública basada en evidencia. Para la generación de indicadores territoriales, se utilizan técnicas que permiten calcular niveles de servicio, considerando capacidad de carga, a distintas escalas, para cuantificar el grado de accesibilidad que tiene el territorio a bienes públicos, servicios, u otro tipo de oferta (Comber, Brunsdon, & Green, 2008) en combinación con variables sociodemográficas. La accesibilidad depende de la geografía local, para lo cual se utiliza el concepto de isócrona (Oh & Jeong, 2007).

La gran ventaja de este tipo de indicadores, además de su aplicación unidades geográficas más pequeñas (ej., a nivel de manzana), tiene que ver con evitar dos vicios típicos de los indicadores convencionales:  la falacia ecológica (King, 2013;) y el problema de la Unidad Espacial Modificable – MAUP (de su sigla en inglés) (Clark & Scott, 2014; Zhang & Kukadia, 2005). El primero dada la posibilidad de establecer diferencias funcionales internas, evitando la asignación de promedios por unidad espacial que caracterizan a una persona de igual forma que todos sus vecinos de la comuna o la ciudad; El problema del área modificable también se atenúa, básicamente por el carácter funcional del indicador, tomando la generalización de forma ponderada y como un subproducto y no como parte central del cálculo.

El Centro de Inteligencia Territorial posee a la fecha Indicadores en al ámbito de las áreas verdes, equipamiento cultural, equipamiento deportivo, servicio públicos, acceso a educación y acceso a salud para 22 ciudades Chile.