CÓDIGO Y OFICIO / Proyecto Tesis Danica Peric

Frente a la notoria disminución en el aporte de la industria manufacturera local a nuestro país, se hace urgente que el diseñador proponga métodos y herramientas que permitan que la técnica y la tecnología dialoguen e interactúen de manera colaborativa para su reactivación. Hoy es posible identificar dos entes productivos locales que existen de manera independiente y actúan de forma aislada. Por un lado y en decaimiento, los oficios
tradicionales que con sus técnicas se han encargado de construir la identidad material del territorio y en una posición opuesta, la creciente instalación de cientos servicios de Fabricación Digital que ofrecen el uso de herramientas automáticas veloces, precisas y eficientes. De esta manera surge la pregunta, ¿es posible quebrar esta dualidad y que ambos se asistan, potenciando sus cualidades?

Contrario a las prácticas de “Digital Craft”, en donde se intenta codificar procesos artesanales y comportamientos materiales, esta investigación pone en valor las cualidades propias del entorno artesanal y el saber tradicional, y por otro lado, intenta generar una red de colaboración entre ambos entes productivos locales, quienes componen una extensa capa social. Código y Oficio es un método de interacción entre técnica y tecnología, en donde se abstraen las mayores cualidades de ambos mundos al parecer divergentes, y se fusionan en un único flujo productivo. Por un lado, la variabilidad digital a través del Código y el Control Numérico Computarizado, y por otro lado, la variabilidad análoga, propia del trazo y lo hecho a mano

De manera iterativa, se experimenta el método en terreno, en donde los diseñadores, en diálogo con la técnica, proponen objetos codificados en el entorno virtual, que entregan matrices, moldajes y plantillas a mecanizar por herramientas digitales, los cuales asisten la libre ejecución del objeto, por oficios locales. Estas experiencias, entregan como resultado objetos no predecibles, múltiples y genuinos fabricados de manera eficiente.
Pudiendo ser alojado en plataformas tanto virtuales como tangibles que actúan como canales de diálogo y comunicación, el método se constituye como un primer nivel de transferencia tecnológica en donde se diluyen los límites entre la artesanía y la industria, y desde ambas partes se posibilita la incorporación de nuevas coordenadas, métodos y capacidades en su quehacer. Si proyectamos instancias o plataformas permanentes, en
donde estas prácticas se puedan volver hábitos, podríamos especular un nuevo tejido productivo dinámico y colaborativo para la construcción de nuestra identidad material.