Modelo Educativo

modelo

La Universidad Adolfo Ibáñez impulsa un modelo educativo único en el país, el que busca formar personas capaces de desempeñarse con éxito en un mundo marcado por el cambio, la globalización y la fragmentación. El cambio, impulsado por el desarrollo tecnológico, significa que muchos de los conocimientos técnicos quedan rápidamente obsoletos, lo que hace mirar el proceso educativo como un continuo. Ya no es posible pensar en el paso por la universidad como algo definitivo y las personas están obligadas a seguir educándose en forma permanente.

Lo anterior, plantea el desafío de centrar la formación universitaria en aquello que permanece en los fundamentos básicos de cada disciplina, pero también en el desarrollo de habilidades que forman el carácter del individuo, aquello que los hace únicos. En esto también hay que considerar que la globalización, si bien nos hace más interconectados y dependientes, también se caracteriza por la fragmentación, donde florecen mercados y productos cada vez más específicos y audiencias más reducidas. Para los individuos, ello significa buscar una identidad propia, que los haga diferenciados y reconocibles.

El desafío que impone todo lo anterior sobre la educación universitaria es enorme. Primero, significa que ya no basta con formar especialistas en las diferentes disciplinas, como es tradicional en Chile, sino que se requiere además una preparación intelectual amplia y multidisciplinaria que busca educar individuos que, teniendo los conocimientos propios de su profesión, sean capaces de entender el entorno en que se desenvuelven, adaptarse a los cambios. Segundo, se requiere desarrollar una serie de capacidades intelectuales -como el pensamiento crítico-, que permite a las personas generar un valor propio, único y permanente.

Para lo anterior, la UAI plantea un programa de estudios que se fundamenta en:

  1. Una sólida preparación en la disciplina
  2. Una formación general basada en las Artes
  3. Un sistema de enseñanza que busca el desarrollo del espíritu crítico.
  4. Un Magíster de Especialidad

 

El Programa Core Currículum de la Universidad Adolfo Ibáñez, está compuesto por ocho cursos que se imparten a los alumnos de todas las carreras de la universidad: Civilización Contemporánea I y II, Literatura y Humanidades I y II, Lectura crítica, Escritura argumentativa, Ética y Ciencias.

La metodología basada en preguntas y en la participación activa de los estudiantes, como también el formato de las clases, las cuales están dirigidas a un máximo de 23 alumnos, dispuestos en torno a una mesa, es uno de los sellos distintivos de estas asignaturas, cuyo propósito central no es otro sino estimular el pensamiento, la capacidad reflexiva y la autonomía intelectual de los estudiantes.

A través de las asignaturas Core los alumnos se verán enfrentados a preguntas fundamentales que, desde los orígenes de la civilización, han inquietado la inteligencia humana: ¿qué significa y qué ha significado ser persona, ser parte de una comunidad? ¿Cuáles son los fundamentos de lo que llamamos “verdad”, “bien”, “justicia”? ¿Sobre qué valores se sustenta nuestra civilización? ¿Qué ideales podrían movilizarnos? ¿Qué temores nos atormentan? Interrogantes como estas no debieran estar en la periferia sino en el centro de la actividad académica. Al responderlas -al intentar hacerlo- es posible construir un marco que le dé un sentido más amplio a la especialización que cada estudiante elige al momento de ingresar a una carrera, contribuyendo así al logro de un objetivo central del modelo educativo de la UAI: promover una comprensión integral de la realidad en la que se está inserto; formar profesionales que, desde su disciplina particular, sean capaces de entender las sociedades actuales y asumir una vida cívica activa y plenamente consciente.

La inclusión de este programa, cuenta con el apoyo y asesoría de la Universidad de Columbia, cuyo Core Currículum se ha impartido de forma ininterrumpida desde 1919, convirtiéndose en uno de los pilares de la sólida preparación intelectual que reciben sus estudiantes.

En la Escuela de Diseño de la Universidad Adolfo Ibáñez, creemos que la mejor forma de aprender, es haciendo. Ponemos el conocimiento al servicio de problemas reales. Nuestros alumnos trabajan construyendo soluciones y prototipos, que luego son probados en el mundo real.

Tenemos un cuerpo de profesores formados en las mejores universidades del mundo, que están a la vanguardia del conocimiento en sus trabajos e investigaciones.

Hemos creado el primer Fab Lab del país, que trabaja en línea con los principales Fab Labs del mundo. En este laboratorio de fabricación se puede construir (casi) cualquier cosa.

A través de una malla curricular innovadora, se entrega al alumno herramientas de diseño en múltiples escalas, fabricación digital y análoga, tecnología y electrónica, innovación y creatividad, historia y teoría, como también los conocimientos de gestión que son básicos para emprender y tener una buena inserción laboral en un mundo globalizado.

La Escuela de Diseño UAI está inserta en un mundo globalizado a través de múltiples convenios de investigación, intercambios y colaboración con prestigiosos centros de estudios como: Massachusetts Institute of Technology; Programa MISTI-MIT, Estados Unidos, la Universidad de Harvard, acuerdo Marco UAI Harvard DRCLAS, Estados Unidos, Queensland University of Technology, Australia, University of Technology, Sydney, Australia, Carleton University, Canadá, College of Management Academic Studies (Comas), Israel.