Activa participación de DesignLab en Feria Corfo “Prototipar para los desafíos de Chile”

Entre los prototipos presentados, está el del primer juguete sexual chileno

La feria “Prototipar para los Desafíos de Chile organizada por Innova Corfo, busca mediante el desarrollo de prototipos, las mejores y más novedosas soluciones para los problemas que el país enfrenta en su camino al desarrollo. La invitación fue extendida, entonces, para destacados innovadores nacionales entre ellos, los profesores Carolina Pino, Alexandros Tsamis y Jeannette Sordi y el alumno Pablo Vintimilla de la Escuela de Diseño de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Carolina Pino participó en el panel de Diseño- Escuelas, donde se  ahondó en la capacidad del diseño para conectar mundos, construir puentes, materializar ideas y fomentar la innovación. Al respecto, la académica comentó que fue importante poder conocer diferentes puntos de vista sobre este tema con académicos de otras universidades (Pontificia Universidad Católica y Universidad Mayor). “Hablamos de diversos proyectos y enfoques según cada escuela – por ejemplo, la mirada de la UAI es mucho más techie-  y desde el por qué realizar un proyecto y cómo ejecutarlo, el impacto que provocan y en específico sobre el  prototipo, que fue el tema en esta feria.”

 Al respecto, ¿por qué esta feria se trató de prototipos?

Corfo apunta que en el desarrollo de proyecto, las mejores soluciones se encuentran por la validación e interacción de los supuestos de una solución, mediante un proceso sistemático y riguroso de comprobación de hipótesis. Un prototipo corresponde a una representación físico y/o virtual que permite explorar, entender y evaluar con medios de baja o alta resolución, si la solución que se está desarrollando funciona.

 

Tsamis, Sordi y Vintimilla, por su parte, fueron contactado hace un año por Jane Morgan,  creadora de “Japi Jane” para desarrollar el primer juguete sexual chileno. “Jane quería un producto innovador y saludable, que aprovechara las propiedades antimicrobianas del cobre. Esto porque Morgan ha notado – en los últimos años- que este un campo muy dinámico e innovador en el cual los materiales, las altas tecnologías y el diseño juegan un papel fundamental, mientras al mismo tiempo  aumenta la preocupación por el origen y las caractetísticas higiénicas de los productos. “Con estas premisas, hemos empezado a desarrollar ideas y hace un mes atrás hemos obtenido un financiamiento para desarrollar el prototipo por parte de Corfo, en su línea de Innovación de Productos y Procesos (Prototipo)”.

Uno de los objetivo de la feria- que se instaló el pasado 18 de noviembre a la salida del metro Santa Lucía- era que las personas pudieran acceder de forma fácil y gratuita a una muestra con diversas iniciativas que han surgido gracias al apoyo de Corfo. Esto mismo fue lo que entusiasmó a la profesora Carolina Pino: “La feria se ensalzaba en un entorno popular y accesible, lo que permitió que la gente sin acceso a estos temas se enterara de nuevos enfoques y proyectos. Para mí es importante que este tipo de cosas se masifique y ojalá se pueda hacer parte de un ecosistema habitual”.

Jeannette Sordi agrega que: “Las ferias siempre son una ocasión de crear conexiones con empresas y profesionales y al mismo tiempo diagnosticar nuevos productos, o en este caso prototipos e ideas con el público y los expertos.” Y ocurrió, pues distintas empresas que producen materiales plásticos y mezclas con cobre se mostraron muy interesados en colaborar con el proyecto, “#elprimerjuguetesexualchileno”,  lo que abre la posibilidad de desarrollar el producto en Chile.