Bastián Pérez: el diseñador detrás del transformista

Transformista conversa con alumnos del Magíster en Innovación y Diseño en "Ciclo de charlas MID" 2do semestre 2019.

Bastián Pérez (27), diseñador y transformista, da vida a Anna Balmánica, Drag Queen que es capaz de empoderarse y dar visibilidad a emociones, cuestiones sociales y políticas.

Anna Balmánica, resulta versátil no solo por su histrionismo, sino por sus rasgos y vestuarios. Ella se caracteriza dependiendo la situación, escenario, evento o fiesta a la que asista. Esta cualidad, es propia de un personaje que tiene una dualidad, que une lo prolijo y elegante de Anna, con lo peculiar y extrovertido de Balmánica, condición que le permite a Bastián Pérez, experimentar con vestuario, maquillaje y performance, constantemente.

Ella, ha logrado permear espacios que van más allá del mundo del transformismo, experimentando nuevos nichos, como los espacios de moda y publicitarios.

Así es como la transformación de Bastián a Anna, que comenzó como un experimento en una reunión de amigos, en honor a la vida del fallecido ícono del transformismo nacional, terminó siendo el nuevo trabajo de este diseñador gráfico.

“Haber estudiado diseño, me ha ayudado a trabajar la metodología, para aterrizar cada una de las ideas, aun cuando en el minuto de mostrar un look, impere la improvisación”, mencionó Pérez.

Una vez desarrollado el personaje, “la intención siempre fue que este fuera visible, que fuera conocido públicamente”, agregó Pérez. Sin embargo, este trabajo tiene una gran dificultad que es lograr separar el personaje de su creador y aunque Bastián Pérez lo intente, al parecer resulta casi imposible pues, según sus propias palabras, “el personaje expresa la emocionalidad que lleva su creador. Por eso, cada una de sus performances tratan de la vida misma y de ahí lo cíclico de sus periodos”.

“Trabajar un producto en mí mismo, me obliga a estar pensando todo el tiempo en cada una de las características y en la transformación. Es necesario ir puliendo cada uno de los detalles, una y otra vez”. Sin embargo, este tipo de trabajo, especialmente cuando el mismo objeto es el creador, implica un alto costo físico, social y psicológico, que es difícil de trabajar cada día.