Felipe Vera del Design Lab estuvo en el Foro Mundial de la Bicicleta 2016

Durante los seis días que duró este encuentro social, Santiago recibió a cientos de ciclistas.

El origen de la celebración del Foro Mundial de la Bicicleta se remonta al año 2011, cuando en la ciudad de Porto Alegre, Brasil, un conductor atropelló deliberadamente a un grupo de personas que circulaban en bicicleta. El incidente, que afortunadamente no dejó ninguna víctima fatal, sigue aún sin una sanción por parte de la justicia. A modo de protesta, las organizaciones de ciclistas de esa ciudad, decidieron dar inicio al Primer Foro Mundial de la Bicicleta que ha ido cambiando de sede durante sus cinco versiones. Este año fue el turno de Chile y el mensaje del evento que tuvo lugar entre el 31 de marzo y el 5 de abril, fue una invitación a transformar las ciudades con equidad, justicia y respeto bajo la consigna de “Energía Humana, Poder Ciudadano”.

El foro inaugural “Gala en Bicicleta” se realizó el jueves 31 de marzo en la explanada del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos en Quinta Normal y contó con la participación del Intendente Metropolitano Claudio Orrego, la Alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, Arturo Torres, Coordinador General del FMB5, Paula Bisiau, Subsecretaria de Movilidad Sustentable de Buenos Aires, José Alfredo Ramírez de Architectural Association School of Architecture, el urbanista y experto en transporte Carlos Felipe Pardo de la Fundación colombiana Despacio, dedicada a realizar proyectos que mejoren la calidad de vida de las personas  y el danés Andreas Røhl, biciespecialista y experto en creación de sistemas de transporte urbano eficientes.

En el acto, las autoridades e invitados dieron la bienvenida a las organizaciones y ciclistas que llegaron hasta Santiago a exponer sus posiciones respecto a políticas públicas y el futuro de la bicicleta en el mundo como algo esencial dentro de la movilidad urbana.

Durante los seis días que duró este encuentro social, Santiago recibió a cientos de ciclistas y organizaciones que intercambiaron ideas y experiencias en torno a la bicicleta y su importancia en la movilidad urbana. Además, durante cinco días la ribera del Río Mapocho permaneció abierta entre 8 de la mañana y 7 y media de la tarde. La iniciativa impulsada por Pedaleable tuvo como fin, fomentar la recuperación del río y su uso como un lugar de esparcimiento urbano, como parte del proyecto Mapocho Pedaleable.