Superficies Urbanas en crecimiento

Una metodología institucional que entregue información sobre las superficies urbanas en Chile es importante para conocer la situación de las 16 capitales regionales y sus zonas de influencia. Investigadores del Centro de Inteligencia Territorial UAI (CIT) participaron en la creación de una metodología para medir el crecimiento urbano de las ciudades en Chile, el cual se trabajó en conjunto con el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU) y la colaboración del Departamento de Geografía y del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

El estudio realizó una comparación entre la superficie real del área urbana consolidada (AUC) en las 16 regiones de Chile, y el límite urbano normativo que se determina a través de los planes reguladores que establecen las instituciones gubernamentales de la zona.

Tras la investigación, el estudio da cuenta que la dimensión del Gran Santiago es equivalente a las 15 capitales regionales del país, y que, a diferencia de Valparaíso y Punta Arenas, todavía no llega a su límite, ya que tiene un 87% de crecimiento.

El problema que enfrentan las capitales como el Gran Valparaíso y Punta Arenas, es que al superar sus límites AUC, comienzan a utilizar suelo que puede ser destinado a otros recursos, tales como la agricultura, forestal, servicios eco sistémicos y naturales. Valparaíso se superó en un 0,6%, lo que equivale a 104,9 hectáreas, mientras que Punta Arenas sobresalió en un 8%, equivalente a 232,7 hectáreas.

La investigadora del CIT, Pía Palacios, explicó a La Tercera que “se ha podido concluir que las ciudades del Gran Valparaíso y Punta Arenas son las únicas capitales regionales que sobrepasan la superficie estipulada en los instrumentos normativos. Es importante señalar que esta herramienta (metodológica), más que únicamente cuantificar la superficie, posibilita visibilizar y cuantificar los sectores en donde está ocurriendo esto”.

El estudio permite mantener actualizado el panorama que enfrentan las grandes ciudades de Chile, lo que permite que las instituciones puedan desarrollar planes reguladores que respondan a las problemáticas del presente, “el principal problema radica en que generalmente los planes reguladores se encuentran altamente desactualizados respecto del crecimiento urbano. Es decir, muchas veces llegan a regular lo que ya existe, pero poco tiene planificación futura del crecimiento”, indicaron del CIT a La Tercera.

Para conocer el estudio completo, ingresa aquí.