¿Cómo y para qué usan las calles los chilenos?

Investigador del CIT es parte del estudio del COES

La utilización de las calles para que grupos de personas organizadas salgan a manifestarse, es cada vez más común, por ello, el recién creado Observatorio de Conflicto del COES donde participa Matías Garretón, urbanista y parte del equipo del Centro de Inteligencia Territorial Design Lab, realizó un estudio que muestra para qué usan los chilenos las calles.

El estudio se llama “Conflicto Social en Chile 2015-2016: disputando mitos” y analizó las llamadas “acciones contenciosas” que involucra marchas, movilizaciones, bloqueos de camino, tomas de edificios, huelgas, barricadas, protestas individuales y todo este tipo de eventos cubiertos por la prensa durante 2015 y 2016. De este modo, los resultados arrojan información sobre cuáles son los focos de conflictividad que existen en Chile y confirma que manifestarse es una práctica recurrente.

Matías Garretón, investigador y académico UAI señaló a Diario La Tercera que en la actualidad sobre el uso de los espacios públicos responde a “una búsqueda de otras formas de incidencia en la opinión y políticas públicas” agregando que hay una tendencia que muestra que la gente mientras menos participación tiene en las urnas, más se moviliza en las calles.

Dentro de los resultados, la investigación también muestra una fuerte conflictividad en zonas extremas del país donde hay pocos habitantes, como en Aysén y Magallanes. Además de señalar que en su mayoría, las personas que se movilizan pertenecen a la clase media emergente.

El estudio será lanzado el martes 11 de julio y según anticipa Matías Garretón, “los chilenos, lejos de ser apáticos, están aprendiendo a manifestarse colectivamente por mecanismos no institucionales, los que a veces pueden ser más eficaces para hacer valer sus demandas lo que sugiere que nuestras instituciones no están acogiendo expectativas emergentes”.

Revisa los detalles del estudio aquí.

Fuente: La Tercera