Eolo

NOMBRE PROYECTO:EOLO
PROFESOR GUÍA: Juan Cristóbal Karich
NOMBRE ALUMNOS:
Simón Andrés Araya Guerrero
 Tomás Broquedis Peñafiel
 Mario Erler Baldessari
 Henry William Floyd Castillo

Uno de los mayores problemas a nivel mundial, en la actualidad, es la contaminación atmosférica. Compuesta por gases y pequeñas partículas en suspensión, conocidas como material particulado; la polución del aire es una externalidad negativa de los procesos humanos que atenta directamente a la calidad de vida de los habitantes de prácticamente todo el mundo.

De acuerdo con la ONG estadounidense Health Effects Institute, en Chile existen 5.900 muertes prematuras anualmente a causa de la contaminación atmosférica por material particulado. Esto da cuentas del impacto directo que tiene esta problemática en la salud humana. Son atribuibles a la polución aérea el aumento en los índices de accidentes cerebrovasculares, problemas cardiacos y cáncer, así como también una participación importante en el proceso de calentamiento global. Además, estudios recientes sugieren que existe una correlación entre la contaminación atmosférica y la delincuencia, así como también una reducción de las capacidades cognitivas de quienes respiran aire contaminado. Todo esto hace que se trate uno de los problemas con más urgencia a ser solucionado.

Tanto a nivel personal como de entorno, la polución atmosférica perjudica el desarrollo humano y ambiental. En Pekín, el 2013 hubo 189 días de alta contaminación; es decir, más de la mitad del año (51,7%) hubo problemas ambientales. Las implicancias de esto van desde un aumento en muertes, a la detención de actividades eco-nómicas y sociales: industrias deben detener sus operaciones, niños deben quedarse en sus hogares y se debe evitar salir a exteriores. Las concentraciones de partículas afectan nuestra integridad física y ambiental, y con ello nuestra calidad de vida.

En el caso de Chile, numerosas ciudades cuentan con emisiones de contaminantes mayores a los niveles re-comendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La contaminación en nuestro país se debe principalmente en la zona norte a las fuentes puntuales, mientras que en la zona centro y sur a la quema de leña y el transporte en ruta, las cuales han sido y deben ser trata-das con diferentes medidas. Proyectos como el programa de calefacción sustentable y la existencia de normativa de control de emisiones de industrias (Decreto 1583) son ejemplos de iniciativas que abordan la problemática desde distintos enfoques. Sin embargo, aún existen muchos espacios de intervención que permitan contribuir a la solución de la problemática ambiental. Tal es el caso de los grupos electrógenos, componentes de las fuentes puntuales, a los cuales no se les ha implementado una medida de mitigación de emisiones efectiva.

En los últimos años, Chile ha multiplicado sus esfuerzos por frenar y reducir la polución del aire, generando medidas normativas y propuestas de diseño que combaten dicho problema. Desde el 2014, la inversión nacional en proyectos verdes y sustentables ha impulsado un desarrollo en la materia que ha sido de nivel mundial, to-mando por ejemplo la flota de buses eléctricos, que ha vuelto a Chile pionero en electro movilidad pública. La problemática ambiental abre una oportunidad de diseño que no debe ser ignorada. La urgencia de abordar el asunto, y el interés que existe en invertir en este tipo de proyectos son factores clave que permiten la elaboración de una iniciativa que ataque la problemática y se integre a la economía por medio de un modelo de mercado circular.

Es por esto que buscamos diseñar un sistema de captura del material particulado emitido por grupos electrógenos en Santiago, utilizarlo para darle valor y concientizar sobre sus implicancias, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

CONCEPTOS CLAVE

Contaminación, Material Particulado, Calidad de Vida, Salud, Medio Ambiente, Grupos Electrógenos, Santiago, Captura, Comunicación, Valor, Economía Circular, Impac-to.